Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

23 Jul 2024
23 Jul 2024
EN VIVO

Hércules en la Galia: una inspiración de la nación francesa

La simbología política del héroe en Francia no se puede subestimar en absoluto, con un rango de utilizaciones muy curiosos y en cierto modo antitético, exaltando varias casas reales y desembocando luego en los ideales revolucionarios y republicanos

Las andanzas de Hércules abarcan desde la Península de los Balcanes hasta la Ibérica: su origen griego como Heracles pasa pronto a una adopción y predilección romana como Hércules. Era natural que en sus viajes, siguiendo el curso del sol hacia el país del del Poniente, pasara de Grecia a la primera Hesperia, la península itálica, y que de ahí lo hiciera a la segunda Hesperia, la península ibérica. Pero, también, necesariamente, Heracles transita en su viaje de ida y vuelta –pues sabemos que, como el sol, viaja sin cesar de Levante a Poniente en sus hazañas– por el territorio mítico de la antigua Galia, donde el héroe cruza a menudo entre Pirineos y Alpes. Ya conocemos el viejo mito de Pirene, hija del rey de los Bébrices. Pirene fue una ninfa amante de Hércules, que alumbrará como descendencia de él a una terrible serpiente. La joven acabará muerta y despedazada por las fieras en los bosques montaraces, de cuyos pedazos toman el nombre las montañas que separan la Península Ibérica y Francia.

Y es que el nombre de Hércules está asociado a varios lugares de Francia en el plano de la historia mítica: es un personaje que tiene gran importancia en el devenir del país vecino. Casi se podría hacer una suerte de excursión por las Galias de la mano de Hércules. En la antigua Galia hay mitos abundantes que ofrecen una interpretación del origen de los celtas relacionada con Hércules, como en la obra de Partenio. El héroe griego sería el ancestro del pueblo celta, como padre de su héroe epónimo Celto: otros hijos de Hércules serían Gálato e Ibero, lo que le haría antecesor de los celtas de Francia, Anatolia y España. En la antigua Hispania será ancestro de Espán o Hispán, y enlaza con el mito del céltico Breogán, relacionado con Brigantium (La Coruña), con la colonización de Irlanda y con la relación entre las Bretañas…

Hércules en las leyendas francesas

Pero en Francia se hace especial mención de Hércules en la literatura de la edad clásica, en poemas y elogios a la monarquía gala, sobre todo en el Renacimiento y el Barroco. El tópico del Hercule Gallois, que hunde sus raíces también en la antigüedad, fue especialmente explotado por reyes como Francisco I o Enrique IV de Francia. Toman acaso a este Hércules político como modelo en imitación del renacimiento florentino en diversas obras de literatura y arte: en Florencia, familias como los Médici o los Strozzi presentaban una propaganda iconográfica muy ligada al mito de Hércules. Pero posteriormente, el héroe llegó a Francia en la iconografía del palacio de Fontainebleau, con una escuela pictórica que explota las hazañas de Hércules para mayor gloria de la monarquía francesa. Por eso, podríamos proponer una ruta, desde los Pirineos a Fontainebleau o Versalles tras las huellas de Hércules. También se ve esta predilección en los poemas de Pierre de Ronsard, uno de los más grandes poetas de la literatura francesa, que usa a menudo el tópico de las hazañas de Hércules. Enrique IV de Francia, por ejemplo, es pintado a comienzos del siglo XVII como Hércules dando muerte a la Hidra de Lerna. Un paseo por Francia debería un paseo siguiendo las huellas de Hércules de cabo a rabo, y acabar acaso en el Louvre, con sus pinturas mitológicas. La iconografía hercúlea en Versalles es impresionante, con el Salón de Hércules de François Lemoyne, acaso el mejor ejemplo de cómo en la Francia del siglo XVIII adora la apoteosis de Hércules en el centro por excelencia del poder del Ancien Régime. Y es que el héroe Hércules se perfila como padre fundador de Francia. Aparece con fuerza en el drama francés clásico, y en la comedia de Molière (recordemos que su famoso Anfitrión toma su tema de la concepción de Hércules).

Más adelante, Hércules será usado también para simbolizar los cambios que se introducen de la mano de la Revolución francesa frente al viejo régimen. La República francesa, desde entonces hasta hoy, hace uso abundante del héroe, desde la era del directorio a nuestros días: aparece en diferentes momentos Hércules frente a la sinrazón o el oscurantismo, en imágenes en que la nueva República vence a la hidra de las monarquías de Europa. También el imperio, el de Napoleón o el Segundo Imperio, utilizará el tópico hercúleo para su iconografía. En fin, que la simbología política del héroe en Francia no se puede subestimar en absoluto, con un rango de utilizaciones muy curiosos y en cierto modo antitético, exaltando varias casas reales y desembocando luego en los ideales revolucionarios y republicanos. Así se va marcando el paso de Hércules por el hexágono, en un recorrido que podemos evocar hoy con el turismo imaginario por los grandes palacios (de Versalles al Louvre) del antiguo régimen…

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

Los danzadores de Anguiano entran en escena

Zancos de 50 cms, bajar por una cuesta empinada dando vueltas y no morir en...

La novela perfecta para un verano circular (como este)

Panza de burro es una novela que nos muestra las vacaciones “asintomáticas” de dos niñas...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones