Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

21 Jul 2024
21 Jul 2024
EN VIVO

Amalfi, el paraíso mítico de la campania

La región italiana de Campania nos brinda unas de las mejores muestras de patrimonio histórico relacionado con la mitología y el legado del héroe Hércules.

Uno de los lugares más fabulosos de la geografía mítica de la antigüedad es la región italiana de la Campania y especialmente su costa, en torno a la actual ciudad de Nápoles. Esta región, que es rica en hallazgos arqueológicos, historia y travesías legendarias, fue también hollada por los pasos de Hércules, viajero entre los mundos, en varias peripecias que hacen que más bien se le conozca por el nombre romano y no tanto por el griego.. En torno a la gran capital Campana se encuentran lugares de referencia, yacimientos, restos y lugares clave para entender el mundo antiguo, como son Pompeya y Herculano, por un lado, y por el otro Cumas o Pozzuoli (el antiguo Puteolum), con una imprescindible puerta al más allá.

La huella de Hércules en la Península Itálica

Cada vez que hay un lugar emblemático en los mitos, Hércules anda por allí. Y desde la bahía de Nápoles, en un viaje evocado hacia Sorrento, se puede recorrer también una serie de lugares marcados por el héroe que dominaba la geografía antigua. Las inmediaciones del Vesubio son testigos de un recorrido mitológico de la mano de Hércules, al que se atribuye una presencia privilegiada en la zona. Aparte de la maravillosa Pompeya, seguramente el mejor sitio para comprender la gloria y la sofisticación del mundo antiguo, según la mitología, precisamente el nombre de Herculano, ciudad hermanada a Pompeya por la destrucción, aparece vinculada a él.

Igualmente sepultada por la materia volcánica que desprendió del Vesubio en el año 79 de nuestra era, Herculano fue fundada por Hércules, según afirma alguna fuente antigua –Dioniso de Halicarnaso– que, al parecer, pasaba por la zona volviendo de realizar sus trabajos en el occidente hispano. La ciudad de Hércules, Herculaneum, es muy conocida por sus restos termales o por la villa que conserva una de las colecciones más estupendas de papiros de la historia, la Villa dei Papiri, que hoy se están recuperando por medio de nuevas tecnologías, y que forma parte del patrimonio de la humanidad, junto con la vecina Pompeya.

Otros lugares emblemáticos son las casas del Genio, la del Tabique de Madera, la de la Herma de Bronce o la de la Columnata Toscana: son otros restos fantásticos de esta ciudad de Hércules en Campania. De hecho, un fresco romano del Augusteum o Basílica de Herculano muestra al héroe Hércules con su hijo y se puede ver hoy en el Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. Una visita a este yacimiento es imprescindible para comprender y calibrar la riqueza urbana en el mundo del principado romano.

Los vestigios mitológicos del relato heroico

Los pasos de Hércules en la Campania nos permiten ver cómo se le atribuyen obras públicas muy curiosas, como por ejemplo la construcción de un gran dique y de una vía que servía de separación entre el mar y el lago Lucrino, a unos 3 km al sur del lago Averno, cerca de Pozzuoli, y no lejos del antro de la Sibila de Cumas. Allí hay actividad termal que recuerda los lugares típicos del paso al más allá, pues no en vano también Eneas, el héroe de Virgilio, accedió al mundo de los muertos por estos lugares, guiado por la Sibila. Hay entre el lago Lucrino y el mar del golfo de Pozzuoli una franja de terreno estrecha por la que pasa la llamada vía Hercúlea por un terraplén cuya construcción –según Estrabón– se atribuía a nuestro héroe.

Si proseguimos el recorrido hacia el sur por la costa de la Campania podemos ver también, en el camino a Sorrento desde Herculano, a una media hora de conducción desde las inmediaciones del parque nacional del Vesubio, el epicentro de la espléndida costa amalfitana.

En la ciudad de Amalfi se puede conocer la leyenda de la ninfa epónima y de Hércules. Amalfi, pequeño pueblo también Patrimonio de la Humanidad para la Unesco, tiene una leyenda romántica de que Hércules, enamorado de una ninfa de tal nombre, eligió precisamente este lugar para enterrar a su amada, muerta por envidia de los dioses. El viajero Hércules exploró los rincones más insospechados de la geografía del mundo antiguo hasta llegar a este enclave privilegiado de la costa de Campania y allí enterró a su amada. No se pierdan el sobrecogedor paisaje.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

La novela perfecta para un verano circular (como este)

Panza de burro es una novela que nos muestra las vacaciones “asintomáticas” de dos niñas...

De perdidos al río Manzanares

Hablamos del Manzanares, central en la península ibérica, afluente del Jarama, tributario del tajo y...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones