Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

14 Jun 2024
14 Jun 2024
EN VIVO

Red Académica contra el Antisemitismo: «la retórica antisemita también puede afectar a personas no judías»

La Red Académica contra el Antisemitismo, una organización surgida en el seno de las universidades para combatir el antisemitismo, responde a nuestras dudas sobre la situación en los centros de estudio

Varios miembros de la Red Académica contra el Antisemitismo nos responden a unas preguntas sobre la situación de la comunidad judía dentro de las universidades Españolas, trayendo a la palestra los casos y agresiones más relevantes de los últimos meses.

¿Qué es la Red Académica contra el Antisemitismo? ¿Por qué creéis que es necesaria una organización como está ahora mismo?

Miembro A

La Red Académica contra el Antisemitismo en las Universidades, como se señala en nuestros estatutos y en nuestra web oficial, está compuesta por un conjunto de docentes, investigadores/as y estudiantes de universidades y centros de investigación en España, cuyo fin es el de terminar con los “discursos únicos” que abogan por el odio “al otro “y que ponen en peligro la libertad de cátedra, el pluralismo y el respeto mutuo necesarios en los foros y espacios académicos.

En el contexto actual, el objetivo es el de reducir y terminar con las conductas de odio sobre todas aquellas personas en la Universidad española, estén conectadas o no de alguna forma con Israel o con la comunidad judía. En este sentido, es preciso remarcar que muchos ataques los están sufriendo personas que no son judías.

Esperamos ofrecer asesoría a los estudiantes y personal universitario que se han visto obligados a soportar todo tipo de insultos y actitudes denigrantes. A lo largo de estas semanas hemos atendido todo tipo de consultas de alumnos y profesores, y gestionado posibles comunicados dirigidos a los centros que no ofrecían ninguna solución a los ataques verbales y físicos.

Contamos con vicerrectores y vicedecanos, catedráticos, profesores titulares, investigadores predoctorales, personal administrativo y estudiantes, etc. Y lo más importante, no todos son miembros de las comunidades judías ni tienen nada que ver con el Estado de Israel, muchos de los miembros de la Red solo tratan de proteger a sus alumnos y construir un espacio seguro. 

Una pregunta que parece sencilla, pero es muy importante. ¿Qué es exactamente el antisemitismo? Al menos en su forma actual.

 Miembro B

El antisemitismo es la discriminación, los prejuicios, la hostilidad o la violencia contra los judíos por ser judíos (o contra instituciones judías por ser judías). Aunque los judíos y lo judío son el objeto de la acción o retórica antisemita, también puede afectar a personas no judías cuando son atacadas o estigmatizadas como “judías” o “sionistas”.

En las universidades, profesores o estudiantes están también siendo blanco del antisemitismo por no compartir las medidas de boicot académico al Estado de Israel, o por denunciar el antisemitismo presente.

¿Es el antisemitismo una ideología? ¿Está ligada únicamente a un pensamiento o es transversal?

Miembro B

Más que una ideología, el antisemitismo es una teoría que permite explicar y entender los problemas del mundo. Obviamente una teoría falsa, pero que ha mostrado su funcionalidad en distintas sociedades a lo largo de la historia.

El antisemitismo no es simplemente el odio a un colectivo, sino la simbolización del judío, es decir, convertir a los judíos en aquello que cada sociedad define como su némesis o sus cualidades más negativas.

En Occidente, desde que la tradición cristiana acusó a los judíos de haber matado a Jesús, fueron sinónimo maldad, traición, perfidia, etc. Esta es una matriz cultural que ha impregnado las ideologías más diversas, y los judíos cargaron con el estigma de representar las peores características del orden social en el que vivieron. Durante la Ilustración, el judío encarnaba el tribalismo religioso que impedía el avance social. En la era del nacionalismo (siendo su expresión más radical el nacionalsocialismo), el judío era un apátrida -un globalista, diríamos hoy- que corrompía los cimientos de la nación, o un comunista internacionalista. Para muchos comunistas, sin embargo, el judío representaba el capitalismo. Hoy esta lógica de simbolización negativa sigue operando.

En la era post-Holocausto lo más vil y denostado es el racismo, el apartheid y el genocidio. Y esos son precisamente los atributos imputados al Estado judío. Israel – y solo Israel – es, como escribía recientemente un profesor de antropología en un diario de Burgos, “el epítome del mal”.

Existen muchas organizaciones que tratan de combatir el antisemitismo en el mundo. Lo curioso de esta iniciativa es la fijación en las universidades y el mundo académico. ¿Por qué?

Miembro A

Precisamente porque dentro de esta multitud de organismos nacionales e internacionales, ninguno se ha centrado en la Universidad, que como es normal, suele ser el foco de origen de todo tipo de manifestaciones políticas al tratarse de un centro de conocimiento y difusión del mismo. Y justo por esto último, debemos evitar que el conocimiento que se divulgue tenga como afán el odio a todo aquel vinculado al judaísmo, Israel o sus simpatizantes.

Muchas de las organizaciones que abarcan estos temas no suelen estar conectadas con el mundo universitario y desconocen muchas de las incidencias o con quién tratar en el aspecto institucional, y en ese sentido se quedan “cojas” o con muchos espacios blancos por rellenar. En cambio, en el momento en el que, por ejemplo, las comunidades judías, foros de diálogo y debate, observatorios en contra de la intolerancia y juristas expertos suman fuerzas, se crea el entorno ideal para rebatir a los discursos de odio en las universidades españolas.

Fotografía de: RAAU. 8 de mayo de 2024. Universidad Complutense de Madrid. Pancartas con el mismo lema se encontraron en la Universidad Rey Juan Carlos en febrero de 2024 y en otras acampadas universitarias.

¿Sobre qué aspectos pivota la actividad de la organización ¿Está más enfocada en la difusión y concienciación o la creación de contenido académico?

Miembro A

Muchas de las personas afectadas no tienen a quién acudir y deben soportar un constante acoso por parte de sus compañeros de trabajo o de clase. Frente a un amplio silencio en la Academia, creemos preciso recordar que (A) ni los estudiantes judíos ni los ciudadanos israelíes en las universidades españolas desean mal alguno para los ciudadanos palestinos y (B) es preciso contribuir a la creación de espacios de debate y diálogo, y no a un aumento de la confrontación en los campus como se está dando en la actualidad bajo las máximas de “Estado Genocida”, “Fuera Sionistas de la Universidad” e incluso “Sionistas Nazis”.

Por ello, entre nuestras futuras actividades queremos organizar actos en foros universitarios que logren el entendimiento y ofrezcan herramientas para los afectados. Además, estamos preparando informes y comunicados, gracias a nuestro registro de incidencias, que serán publicados en nuestra web. A través de esta última tratamos de explicar: ¿Por qué decimos que hay antisemitismo en los campus? ¿Y por qué varios de los lemas más utilizados por los manifestantes son antisemitas, sea o no de manera consciente?

Entrando ya en materia más específica. ¿Hay un incremento del antisemitismo en las universidades españolas? ¿Cuáles son las causas?

Miembro A El incremento es considerable, en todo caso, no es un fenómeno nuevo. En nuestra base de datos recogemos ya más de 30 sucesos en instituciones académicas y universidades. Estos eventos afectan a todos los estudiantes, no solo a los judíos o a los israelíes. Hemos recogido los más relevantes en nuestra web, donde también comentamos los motivos que producen esta nueva oleada, mientras que nuestra base de datos interna sigue creciendo día a día.

(Tras esta pregunta nos remiten a su página web y su sección de comunicados donde alertan de los casos de violencia o discriminación contra la población judía así como contra aquellas personas que, sin ser judías, han mostrado su apoyo a Israel.)

¿Es España un país antisemita?

 Miembro C

 La calificación de España de “país antisemita” es una tarea complicada dado que no existe en España un estudio sociológico que aborde de manera amplia y sistemática el antisemitismo en la población. No obstante, desde 2013 en España el Ministerio del Interior ha recogido, y registrado, los delitos odio por antisemitismo mediante datos estadísticos.

Los datos mencionados manifiestan un aumento progresivo de los delitos de odio, incluido el antisemitismo. A pesar de ello, el antisemitismo es el delito de odio menos frecuente en España. No obstante, debemos remarcar que en el año 2014 con la invasión de Israel en la Franja, y el conflicto en Gaza, el número de casos se duplicó. Datos que sin duda alertan dado que este efecto “yoyó”  es transferible a la situación actual.

Miembro A

No hace falta que un país tenga una alta tasa de población judía para que haya una presencia mínima de pensamientos antisemitas. Uno de los aspectos que llama la atención del antisemitismo es su rápida expansión en contextos en los que prácticamente la población judía es minúscula en comparación con otros estados europeos. En el caso español, tanto en el vocabulario coloquial como en la cultura general, abundan viejos estereotipos sobre los judíos que se vienen arrastrando desde 1492… Ello no implica que los españoles sean antisemitas, solo que están replicando unas pautas de comportamiento previas que consciente o inconscientemente atentan contra los judíos.

Estos días se ha visto en varias manifestaciones la típica imagen de la propaganda NAZI de Joseph Goebbels, o una reminiscencia del libelo de sangre medieval, en la que un monstruo judío con dientes largos ataca a un niño…

Fotografía tomada por la “Red Académica contra el Antisemitismo en las Universidades”, 5 de junio de 2024. Universidad Complutense de Madrid.

¿Es un fenómeno que se da únicamente en estudiantes, o existe también un incremento en el número de profesores que defienden estos planteamientos?

Miembro C

Existe también un incremento en el número de profesores que se posicionan en esta misma línea, aunque su participación es menos “ruidosa”.

Hemos de recordar que la primera Convocatoria de Boicot al sector académico y cultural de Israel (realizada el 6 de Julio de 2004) titulada Campaña Palestina para el Boicot Académico y Cultural de Israel (PACBI) fue una iniciativa de académicos e intelectuales que exhortaban a la comunidad internacional a que, de manera general y constante, participaran en el boicot de todas las instituciones académicas y culturales israelíes mediante la aplicación de cinco medidas concretas:

  1. Abstenerse de participar en toda cooperación, colaboración o proyecto conjunto de carácter académico o cultural con instituciones israelíes;
  2. Defender el boicot de las instituciones israelíes en los ámbitos nacional e internacional incluida la suspensión de todas las formas de financiación y las subvenciones a estas instituciones;
  3. Promover la desinversión en Israel de instituciones académicas internacionales;
  4. Trabajar en defensa de la denuncia de las políticas israelíes mediante resoluciones urgentes para que sean aprobadas por asociaciones culturales y organizaciones y profesionales;
  5. Apoyar directamente a las instituciones académicas y culturales palestinas sin que tengan que asociarse con sus homólogos de Israel como condición explícita o implícita para que se dé el apoyo.

¿Por qué estudiantes que en principio defienden valores muy contrarios a los de Hamás o incluso la OLP participan tan activamente en este tipo de movilizaciones?

Miembro A

La realidad es que los movimientos juveniles siempre han adoptado el “rol” del defensor por una “causa justa”. Es normal que en un espacio universitario en el que se aboga por la democratización del conocimiento se piense en esta línea.

 El problema es que muchos de los estudiantes se suman a estos movimientos arrastrando un gran desconocimiento, solo por el hecho de que, “a sus ojos”, es lo “correcto”. Sin embargo, esto produce una fractura entre el alumnado desarrollando así una estrategia de demonización contra todas aquellas personas que no piensen igual que los manifestantes.

En las Asambleas de la Red varios docentes y autoridades académicas nos han confirmado que gran parte de los acampados y los manifestantes no están adscritos al centro universitario en cuestión. Son agrupaciones políticas que acuden a las universidades tratando de influir en los estudiantes, por supuesto aprovechándose de su desconocimiento.

¿Cómo creéis que se puede dar solución a esta situación? ¿Es un fenómeno más asociado a la falta de información o la militancia activa?

Miembro D

Desde la Red Académica contra el Antisemitismo hemos defendido la Universidad como un espacio de diálogo, siempre desde el rigor y el respeto mutuo. Creemos que hay que evitar que en la Universidad se propaguen mensajes de odio, que es lo que está posibilitando este resurgir del antisemitismo.

¿Tenéis constancia de una aparición o aumento de ataques violentos relacionados con el antisemitismo en las universidades españolas? ¿Qué nos podéis contar de eso?

Miembro D

Indiscutiblemente, se está generando un caldo de cultivo de intolerancia que es inadmisible en los campus. Hemos recopilado casos concretos, que vinculamos a la divulgación de mensajes de odio y de criminalización de Israel, actos de censura y acoso que rechazamos contundentemente.

Por último. ¿Cuáles son las aspiraciones de la organización? ¿En qué medida creéis que podéis cambiar la situación?

Miembro D

La mera existencia de la Red y la coordinación entre diferentes académicos que queremos combatir el antisemitismo vigente ya es un logro. Queremos servir de apoyo a todo aquel que esté sufriendo esta intolerancia y, al mismo tiempo, hacer pedagogía para concienciar de las consecuencias que puede tener la divulgación de mensajes de odio.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

El calvario de Carlos: «La Finasteride me castró a todos los niveles»

Hablamos con Carlos Lucho Cejas, un hombre que ha sido castrado por los efectos secundarios...

Marc Luque (IE): «corren en mis venas gotas de sangre jacobina»

Marc Luque, nº10 de las listas de Izquierda Española para las elecciones europeas, es entrevistado...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones