Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

13 Jul 2024
13 Jul 2024
EN VIVO

La nueva ruta de la seda de España

Las alianzas de los BRICS plantean retos de futuro. en el caso de España los lazos con Hispanoamérica pueden suponer el fundamentar una alianza estratégica a todos los niveles

Los intercambios comerciales han sido, históricamente, la fuente del progreso, de la aceptación cultural, de las alianzas, del descubrimiento, de las guerras, etc. A lo largo de la evolución del humano tal y como lo conocemos, el comercio ha estado muy presente, el intercambio de bienes y servicios ha sido vital para el desarrollo de ciudades, naciones y estados. La tan conocida como la ruta de la seda China implicó, entre otras grandes gestas, la comunicación, el comercio y el desarrollo de diferentes pueblos; es por eso que en la actualidad China lanzó su gran proyecto en 2013 conocido en español como “La nueva ruta de la seda” y en inglés como “One Belt, One Road Initiative”.

El objetivo, la creación de una infraestructura internacional para conectar el país con Asia y el resto del mundo para ganar influencia económica y política a nivel global. España debería hacer algo por el estilo, obviamente sujeto a nuestra capacidad económica. Para el desarrollo de un país los planes a largo plazo son vitales y este podría ser uno para la nación de la Península Ibérica. ¿Pero qué podría hacer España para ganar influencia? ¿Dónde se llevaría a cabo? ¿Qué consecuencias tendría?

El potencial que tiene España

España es un país privilegiado, somos parte de la Unión Europea, lo que nos beneficia económica y políticamente, además de permitirnos lograr una estabilidad y un gran período de paz. Asimismo, pertenecemos a la OTAN, una alianza militar que refuerza a nuestra nación como país y como bloque ante posibles adversidades. El problema aparece cuando España parece no tener ni voz ni voto en ninguno de estos tratados y su alarido no obtiene respuestas concluyentes. ¿Entonces qué puede hacer España para ganar la influencia necesaria para volver a ser escuchado y uno de los líderes europeos?

España tiene un as bajo la manga que de ser bien usado cambiaría las reglas del juego. El as es la historia que comparte con prácticamente un continente entero más otros países, América del Sur y el resto de naciones Hispanoamericanas. Se da la casualidad de que ni España ni la mayoría de países hispanos estén en un punto álgido de su historia en cuanto a influencia económica y política, es por eso que una vinculación estratégica sería determinante en el presente y futuro de las naciones hispanas. Como ya menciono, teniendo en cuenta la historia, es primordial que el acuerdo sea de mutuo beneficio y equitativo para evitar un vínculo asimétrico basado en la dependencia como el sufrido por la región en el pasado con Estados Unidos y España, sino que el objetivo sea desarrollar relaciones horizontales estratégicas y conjuntas entre los países para fomentar la amistad, comercio y alianzas entre ellos.

Un bloque de fuerza conformado España y Latam. La hispanidad como base

A corto plazo sería clave retomar conversaciones y promover iniciativas conjuntas entre Latam y España, para así con el paso del tiempo formalizar acuerdos beneficiosos para ambos. La gran victoria de estos acuerdos sería la unión de talento y financiación, con la que el hipotético grupo hispano podría llegar a competir contra los países más importantes del mundo.
Además de la fomentación de la necesaria transición verde y la digitalización de la sociedad; también significaría para Latam un acercamiento al resto de países que forman la Unión Europea y su consecuencia de la posible formación de tratados y financiación igualmente beneficiosos para sus países.

A medio-largo plazo, se podría constituir una alianza similar al grupo de los BRICS para la concertación diplomática de la cooperación comercial entre sus países, donde inicialmente lo formarían España y alrededor de unos 4 o 5 de los países más cercanos en cuanto a relaciones diplomáticas, y posteriormente como ha ocurrido este mismo año, expandir la alianza, de la misma manera que Irán, Egipto, Etiopía, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos ahora forman parte de los BRICS+. Acaso no sería un gran avance en cuanto a relaciones iberoamericanas el crear un grupo que en vez de BRICS sea por ejemplo ECEMA, España, Colombia, Ecuador, México y Argentina.

Para finalizar, con unos datos muy interesantes, la hipotética unión hispana estaría formada por países con la misma lengua, con lazos históricos y culturas que van de la mano. Añadido a una población de un total de 600 millones de hispanos que supondría mayores presupuestos, financiación y proyectos más ambiciosos. Tal y como grandes pensadores hispanos han transmitido a lo largo de la historia: “Cuando llegue el día que nos unamos, seremos realmente relevantes mundialmente”.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

Finlandia aprueba una controvertida Ley Migratoria para frenar la afluencia de solicitantes de asilo rusos

La medida fue respaldada por 167 diputados frente a 31 en contra, lo que refleja...

El gobierno de Maduro detiene al empresario que albergo a la líder de la oposición

El abogado Mora Tosta ha sostenido la inocencia de su cliente, afirmando que Albacete, de...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones