Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

21 Jul 2024
21 Jul 2024
EN VIVO

Estafas que desgravan en Hacienda

Los timos telefónicos y otras tretas comunes permiten descontar estas cantidades como pérdidas patrimoniales, siempre que se puedan demostrar

Condiciones para reclamar

Sin embargo, la obtención de esta compensación no es tarea sencilla, como señala Marcos Escoda, letrado fiscalista en Marimón Abogados. En muchos casos, es necesario aportar una resolución judicial para respaldar la reclamación ante Hacienda. «Como suele ocurrir en estos casos», destaca Escoda, «la clave está en la capacidad de prueba», es decir, solo se puede incluir la pérdida patrimonial en la declaración si se puede justificar adecuadamente. A menudo, los costos asociados con la obtención de esta evidencia pueden resultar prohibitivos, lo que limita la capacidad de los contribuyentes para reclamar estas pérdidas.

Pérdida patrimonial y ganancias

La legislación considera ganancia o pérdida patrimonial cualquier cambio en el valor del patrimonio del contribuyente que surja como resultado de una alteración en su composición. Sin embargo, existen excepciones, como las pérdidas no justificadas, las debidas al consumo personal, las liberalidades o las pérdidas derivadas de actividades de juego.

En términos tributarios, estas pérdidas pueden compensarse con ganancias de la misma naturaleza obtenidas durante el ejercicio. Sin embargo, si la pérdida no proviene de una transacción patrimonial, se integra en la base general del impuesto, con un límite del 25% del saldo positivo formado por las rentas del trabajo, del capital inmobiliario y de las actividades económicas.

Diversas estafas que “benefician” a los contribuyentes

La Dirección General de Tributos (DGT) ha resuelto varias consultas sobre la aplicación práctica de estas disposiciones. Por ejemplo, se ha reconocido el derecho de un contribuyente que fue víctima de una estafa a través del teléfono móvil a incluir la pérdida en su declaración, siempre que pueda justificarla. En otro caso, un ciudadano que había perdido dinero invirtiendo en criptomonedas no pudo restar estas pérdidas en su declaración debido a su residencia fiscal en el extranjero.

Estafas comunes, como el uso fraudulento de tarjetas bancarias o la compra de bienes inexistentes, también han sido objeto de consulta ante la DGT. En estos casos, la capacidad de los contribuyentes para reclamar estas pérdidas en su declaración de la renta está sujeta a una serie de condiciones específicas, como la presentación de denuncias ante las autoridades pertinentes y la obtención de resoluciones judiciales que respalden la reclamación.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

Los cambios de opinión del rector de la UCM: de defender a Gómez a denunciar posibles irregularidades en la cátedra

Joaquín Goyache ha sido un ferviente promotor de esta iniciativa, que tenía como objetivo abordar...

Los partidos políticos con más patrimonio

No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones