Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

24 Jun 2024
24 Jun 2024
EN VIVO

El lujo de ser eurodiputado

Los beneficios económicos y fiscales de los eurodiputados representan un claro ejemplo de la disparidad existente entre los representantes políticos y los ciudadanos comunes.

Los eurodiputados españoles disfrutan de un estatus económico y fiscal que los sitúa muy por encima de los ciudadanos comunes y de otros políticos nacionales. En las elecciones europeas de este domingo, se elegirán 720 eurodiputados, de los cuales 61 serán españoles, dos más que en 2019.

Remuneración y Fiscalidad

Un eurodiputado español recibe un salario básico bruto de 10.075,18 euros al mes, lo que se traduce en aproximadamente 121.000 euros al año. A esto se suman varias asignaciones y dietas que elevan sus ingresos mensuales totales a más de 20.000 euros. Sin embargo, solo tributan en el IRPF por la mitad de estos ingresos. Esto significa que, aunque obtienen alrededor de 240.000 euros anuales, pagan impuestos únicamente sobre unos 121.000 euros.

El régimen fiscal de los eurodiputados es considerablemente más favorable que el de los diputados y senadores nacionales. Mientras que los políticos nacionales no tributan por el 39% de sus ingresos si representan a circunscripciones distintas a la de Madrid, los eurodiputados disfrutan de una exención fiscal aún mayor. Esta situación ha sido criticada por expertos fiscales, quienes consideran que este régimen es un «auténtico chollo» comparado con el de los ciudadanos comunes.

Dietas exentas y beneficios adicionales

Los eurodiputados reciben varias dietas exentas de IRPF sin necesidad de justificación. Las cuales se incluyen 4.950 euros al mes para gastos generales (alquileres, material informático, teléfono) , 350 euros diarios por cada día de estancia en el Parlamento para alojamiento y comidas .Los gastos de viaje reembolsados y al menos dos tercios de los gastos médicos cubiertos.

La asistencia media a las sesiones parlamentarias ronda las 15 al mes, lo que se traduce en dietas adicionales de 5.250 euros mensuales, pudiendo alcanzar los 7.000 euros en caso de 20 sesiones.

A diferencia de los ciudadanos comunes, que deben justificar sus gastos de manutención con límites diarios exentos de gravamen, los eurodiputados no necesitan presentar ninguna documentación para justificar estos gastos. Esta falta de control y fiscalización ha generado críticas significativas, ya que permite a los eurodiputados disponer de estos fondos con total libertad y sin rendir cuentas.

Pensiones

Al finalizar su mandato, los eurodiputados tienen derecho a una indemnización de un salario mensual por cada año de servicio. A partir de los 63 años, pueden recibir una pensión equivalente al 3,5% de su asignación mensual por cada año de mandato. Por ejemplo, un eurodiputado con una legislatura en Bruselas podría recibir 1.763 euros al mes de pensión, cifra que puede alcanzar los 7.100 euros con cuatro mandatos.

Además, aunque se ha suprimido para los nuevos parlamentarios, aún no se ha extinguido el régimen especial de pensión privada para quienes llegaron a la Cámara antes de 2009. Este sistema, vehiculado a través de una SICAV luxemburguesa, permite a los eurodiputados aportar voluntariamente a un fondo de pensiones, con el Parlamento triplicando la contribución del parlamentario.

El régimen fiscal de los diputados y senadores nacionales también presenta exenciones significativas. En el caso de los políticos de una circunscripción distinta a la de Madrid, el 39% de sus ingresos no tributa por IRPF, ya que esta remuneración se considera una indemnización por razón de servicio. Sin embargo, esta exención es menor comparada con la de los eurodiputados.

Los ciudadanos comunes están obligados a justificar documentalmente los gastos considerados como dietas de manutención con un límite diario exento de gravamen de poco más de 91 euros diarios por desplazamiento a territorio extranjero, siempre que incluya pernoctación (la cifra es de 48 euros cuando no se haya pernoctado). Esta disparidad en el trato fiscal entre políticos y ciudadanos genera una percepción de desigualdad y falta de ejemplaridad.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

Red de energía eléctrica

Fuga de empresas por la falta de electricidad

Los socios del Gobierno piden a Sánchez retirar los límites a la inversión debido a...
El techo en pendiente del piso @julioalcalde.elite / TikTok

Un vendedor se hace viral por ofrecer un ático de 27m2 en Madrid

El vídeo de Julio Alcalde en TikTok acumula cerca de 300.000 reproducciones en apenas unas...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones