Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

13 Jul 2024
13 Jul 2024
EN VIVO

Felpudo VI

En España, quienes deberían de defender el sistema actual de monarquía parlamentaria, no quieren y no hacen más que llamarle de todo al rey

¡Diez años que lleva reinando este traidor! Porque ya sabemos cómo son los Borbones, que el que no es perjuro es un cobarde a la nación y a la patria. ¡Anda que no! Normal que no haya sido desde la izquierda que le viniera este remoquete de lo de felpudo, porque ante ella se ha puesto como alfombrilla de entrada para que la pisoteen. Ya han visto la manifa de turno con BSO de batukada (con k, que queda más revolucionario) organizada por parte del gobierno que gobierna el reino de España. O lo que ha votado el partido del presidente del gobierno que juró (prometió, más bien, que lo de jurar le viene grande con tanto cambio de opinión) su cargo ante ese rey que es el Jefe del Estado.

¿Que qué han votado los socialistas? Pues en un lugar con tanta significancia como el parlamento de Navarra, uno de los reinos que aparecen representados nada menos, en el monárquico escudo de España, han dado su voto favorable a una moción que dice que «la monarquía representa la corrupción sistemática», añadiendo que es «la característica que ha definido la relación histórica de la Casa de los Borbones con el Estado». Porque «la monarquía simboliza la institución patriarcal por excelencia» y «como principio choca con la democracia porque niega la capacidad del pueblo para dirigir el Estado». ¡Ea! Con un par.

Y no ha aparecido la Marisú Montero, vicepresidenta del gobierno del reino de España, a aplaudir con ese ansia viva que lo hace en el Congreso, que hasta se le vuelven los dedos del revés del ímpetu con el que entrechoca las palmas, de milagro. Y el marido de Begoña callado como colipoterra en una sauna de dudosa reputación. Al final normal que los que se dicen diestros, que serán los contrarios a los ahora reivindicados zurdos, le hayan puesto como chupa de dómine a Felipe VI, rey de España, Jefe del Estado por mor de la Constitución, proclamado como tal en pleno extraordinario de las Cortes Generales reunidas para tomarle juramento. Nada menos. Un acto del que los republicanos deberían de estar orgullosos. Pero no lo están. Y siguen dando la barrila hablando de que la legitimidad del monarca le viene de un tal Franco (¡chupito!), y que todos los diputados y senadores presentes no debían de estar representado al pueblo español, único soberano en España, en esa ceremonia.

Que la única democracia posible es la de las repúblicas, aunque los índices de democracia señalan a los diez peores países del mundo en ese aspecto, todos repúblicas. Y entre los mejores, mayoría de monarquías como Dinamarca, Nueva Zelanda, Países Bajos, Reino Unido, Suecia, Japón, Canadá, Noruega, Luxemburgo… ¡Todos peligrosísimos países fascistas sin democracia!

Pero en España, quienes deberían de defender el sistema actual de monarquía parlamentaria, no quieren. Y no hacen más que llamarle de todo al rey ¡porque ha firmado una ley! Una ley que viene del gobierno salido de las urnas (¡haber votao bien, coñas!), de las Cortes (¡pues nos las cargamos entonces!), y cuya función está recogida como obligación para el Jefe del Estado en esa constitución que juró cumplir. ¡Pero es que la ley no es constitucional! Joer, ¡pues que se encarguen los tribunales! Que parece de Barrio Sésamo tener que explicar la división de poderes. ¡Pero es que se han cargado la división de poderes! ¡Que eso no existe ya! Hoy no hacen más que replicarme, queridos lectores. ¿Pues saben lo que les digo? Que entonces los que somos un felpudo es el pueblo español. Todos nosotros. Que hemos dejado que las instituciones se llenaran de excremento, y ahora nos pisen con esos zapatos llenos de guano quienes deberían de ser los garantes de estas.

Los felpudos, queridos míos, somos nosotros. No el rey. Así de triste.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

¿Quién es Ana Redondo García? La nueva ministra de Igualdad. Fuente | RTVE.

Igualdad a golpe de ley

El trabajo todo lo vence, he aquí la solución, no es en la imposición que...

El fascismo de los antifascistas

Vivimos tiempos de brocha gorda, no de pincel fino. Sin duda porque a nuestros políticos...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones