Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

21 Jul 2024
21 Jul 2024
EN VIVO

La cultura como refugio

La cultura es un valor seguro, y en tiempos de desengaño –de la política, de los valores dominantes, del funcionamiento de la economía y del comportamiento de nuestros semejantes– la cultura nos espera para socorrernos.

La historia nos ha demostrado que los tiempos de grandes turbulencias para las sociedades pueden ser también tiempos de gran fecundidad para la cultura. En el XVII, España se desmembraba como Imperio y dejaba de ser potencia hegemónica de Europa mientras tenía lugar el mayor impulso artístico que vio en su historia. Se llamó Siglo de Oro.

Tres siglos más tarde, a tan solo cien años de distancia de nuestro tiempo, España afrontaba una crisis política y social tras otra, con continuos cambios de Gobierno y hasta de Régimen, desde el Desastre del 98 al estallido de la Guerra Civil, mientras tenía lugar el segundo gran momento de nuestra cultura, con tres generaciones de intelectuales y artistas –del 98, del 14, del 27– cuyas creaciones quedaron íntimamente ligadas al convulso acontecer del primer tercio del siglo XX. Se llamó Edad de Plata.

La cultura siempre será un refugio pese a qué se viva en un escenario siniestro

No digo con esto que hoy vivamos un tercer momento de esplendor. Si me preguntan, nada parece indicarlo, si bien solo la perspectiva del tiempo podrá juzgarlo. Ni apocalíptico, ni integrado. Pero sí quiero recuperar la lección que el pasado quiere enseñarnos: la cultura es un valor seguro, y en tiempos de desengaño –de la política, de los valores dominantes, del funcionamiento de la economía y del comportamiento de nuestros semejantes– la cultura nos espera para socorrernos.

Fuera de este lugar de acogida, el escenario es verdaderamente «siniestro». Este es el adjetivo que ahora todo el mundo utiliza en redes sociales, un poco por carencia de vocabulario y otro poco porque lo tiene todo: avieso, malintencionado, infeliz, funesto o aciago, según la acepción. Definitivamente, «propensión o inclinación a lo malo», concluye la RAE.

La cultura es el lugar idóneo para la evasión y para recargar ideas

En la hermandad dedicada a la cultura se puede entrar para recargar ideas, coger argumentos y salir después reforzado para dar la batalla –esa que también llaman «cultural»–. Al fin y al cabo, alguien tiene que defender esa verdad que reside en los buenos libros, el arte, la música, el cine aun cuando no es que cada uno tenga una verdad distinta y todas sean válidas, es que ni siquiera existe la verdad –estamos en el tiempo de descuento que marca el prefijo «pos» para todo–.

Pero ante una situación como la que se nos presenta, un mundo de locos, dicho mal y pronto, entiendo que aquella «opción benedictina» –que no sé todavía si comparto, pero entiendo cada vez con mayor simpatía– sea la más atractiva, la más fácil, si me apuran, de todas cuantas se nos presentan: encerrarse con lo que más amamos y preservarlo.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

Cosa Nostra

En esta gran famiglia llamada PSOE, los trapos sucios se lavan en casa, un hogar...

Goles, banderas y ofendiditos

Durante la competición, la más absurda de las polémicas ha sido la constante reivindicación del...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones