Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

23 Jul 2024
23 Jul 2024
EN VIVO

Turismofobia, el camino más rápido hacia la miseria 

La turismofobia es el pobrismo de toda la vida que defiende la izquierda, unas protestas contra turistas y pisos vacacionales organizadas por la izquierda

España tiene su particular petróleo y éste no es otro que la combinación de sol y playa,  junto con una excelente red de infraestructuras, seguridad, buenos servicios, gastronomía,  cultura e historia. Pocos países pueden presumir de contar con todos estos activos al  mismo tiempo, razón por la cual España se ha convertido en una de las grandes potencias  turísticas a nivel mundial.  

En concreto, ocupa el segundo puesto del ranking global, tan sólo superado por Estados  Unidos, según el Foro Económico Mundial. Tras España, se sitúan Japón, Francia, Australia, Alemania, Reino Unido, China, Italia y Suiza. España recibió más de 85  millones de turistas extranjeros el pasado año, con un gasto aproximado de 109.000  millones de euros, batiendo así un nuevo récord histórico. Tan sólo Francia recibe más  visitantes que España. Y todo apunta que 2024 marcará un nuevo hito. 

Estas cifras evidencian que el turismo se ha consolidado como el principal motor  económico del país. El sector turístico representa ya el 12,8% del PIB y emplea a cerca  de 3 millones de personas. Y, en caso de mantenerse esta tendencia, todo apunta a que  superará por primera vez los 200.000 millones de euros de actividad durante el presente  ejercicio, hasta rondar el 13,3% del PIB. 

Pues bien, la cuestión es que, siendo éste el particular petróleo nacional, hay quien quiere  destrozarlo. El fenómeno en cuestión se llama turismofobia y tiene por objetivo ahuyentar  a los turistas, tanto foráneos como españoles. La muy socialista Barcelona fue la primera en levantar las pancartas de “tourist go home” hace algunos años, bajo el mandato de la  podemita Ada Colau, pero ahora, poco a poco, se ha ido extendiendo cual balsa de aceite  a otras zonas turísticas, como Canarias, Baleares, Andalucía o Comunidad Valenciana.  

Las protestas contra los turistas y los pisos vacacionales son organizadas  convenientemente por organizaciones de izquierdas, cuyos activistas o bien no trabajan  en este sector o bien, directamente, no trabajan. Pero, al margen de su escasa o nula  representatividad social, lo cierto es que trasladan a la opinión pública el mensaje de que  España ya no es un lugar agradable ni acogedor para los turistas. Esta misma semana, sin  ir más lejos, se han hecho virales los insultos y ataques perpetrados por un grupo de  energúmenos a los extranjeros que visitaban Barcelona. 

En caso de calar esta particular campaña de acoso y derribo, al tiempo que se dispara la  delincuencia y se prohíben los pisos turísticos, con el consiguiente encarecimiento del  resto de alojamientos, el turismo, la mayor industria que tiene hoy por hoy España, podría  sufrir un severo revés a medio y largo plazo. El número de turistas va a seguir aumentando  de forma sustancial en los próximos lustros como consecuencia del crecimiento de los  países emergentes, pero, si España se esmera en ahuyentarlos, surgirán otros destinos. 

La turismofobia es el pobrismo de toda la vida que defiende la izquierda. El año 2020, en  plena pandemia, el turismo desapareció y el resultado fue la mayor recesión de la historia,  con una caída del PIB superior al 11% a nivel nacional e incluso por encima del 20% en  las zonas más turísticas del país. La turismofobia es, por tanto, la sinrazón absoluta. En primer lugar, porque todos, en mayor o menor grado, somos turistas, incluidos los  turismófobos y, en segundo término, porque, sin duda, es el camino más rápido hacia el  hundimiento de la economía española.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

La propiedad y el arraigo

La propiedad trae aparejada algo esencial: el arraigo. Cuándo algo es de nuestra propiedad sabemos...

Adiós, Biden

Biden será siempre recordado como el presidente senil, todo por no saber parar a tiempo;...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones