Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

23 Jul 2024
23 Jul 2024
EN VIVO

Lance Amstrong, el mayor fraude del deporte

Lance Amstrong es el mayor fraude de la historia del deporte. Descubre la trama de dopaje más sofisticada de la historia del deporte en este reportaje

Llega el verano, con ello una de las mayores tradiciones que aún siguen resistiendo con el paso del tiempo, el ciclismo. Para muchos la temporada de ciclismo concentrada en el Tour de Francia y la Vuelta España es una religión en las sobremesas, así como, el acompañamiento de las siestas para muchos. España es un país de tradición ciclista pese a que ahora el ciclismo profesional español se encuentre en horas bajas, los Carlos Sastre, Alberto Contador u Oscar Pereiro marcaron los últimos triunfos nacionales en la grande de las competiciones: El Tour de Francia.

En la retina de todos los aficionados y del público colectivo está la imagen de Lance Amstrong. Quien fuera considerado el ciclista más grande de todos los tiempos cayó de los cielos al infierno. La sombra de dopaje siempre planeó sobre su figura hasta que fue descubierto quedando todos sus triunfos desiertos. ¿Cómo pudo Lance Amstrong sortear durante años los controles? o ¿ Como afectó su caso en la lucha contra el dopaje? Son preguntas que obtendrán respuesta

La biografía del campeón proscrito por la historia del deporte

Lance Edward Amstrong, conocido como «La Lanza» o «El Doctor» dentro del pelotón, es un ciclista estadounidense nacido en Texas el 18 de septiembre de 1971. Ya desde niño mostró facultades innatas para el deporte, más concretamente iniciándose en el triatlón y consiguiendo numerosos triunfos

Su debut en el circuito profesional de ciclismo Motorola en la Edición de 1992 de la «Clásica de san Sebastián”. Un año más tarde en Verdún ganó en el campeonato del Mundo de ciclismo en ruta de Oslo. Continuando con sus éxitos en 1995 ganando una etapa en Francia y logró su primera victoria en el «tour Du Pont«. En 1996 gano la clásica de la «Flecha Valona«.

En octubre de 1996, Lance recibió la peor de las noticias cuando se le diagnosticó cáncer testicular con metástasis pulmonar y cerebral. Esto hizo tambalear su vida personal y deportiva, el equipo francés Cofidis procedió a rescindirle el contrato, pero después un equipo cuyo patronazgo fue el U.S. Postal Service lo contrató, aunque lo ofrecido era una cantidad mucho menor a la que solía cobrar.

En enero de 1997, se trató del cáncer con quimioterapia recomendadas, Después conoció a Kristin Richard, iniciaron una relación amorosa y tiempo más tarde, el 1 de mayo de 1998 se casaron. Tuvieron tres hijos, Luke y las gemelas Grace e Isabelle. Cinco años después, en diciembre del 2003, se divorciaron y el inició una nueva relación al conocer a la cantante estadounidense Sheryl Crow.

Lance Armstrong logró vencer al cáncer y dio origen a la Fundación «Lance Armastrong» para la lucha contra el cáncer. Dedicó tiempo a escribir varios libros contando su propia historia. El primero fue «It’s not about the bike», con el cual vendió millones de copias. Más tarde se animaría por escribir su segunda producción titulada «Mi vuelta a la vida», repitiendo el mismo éxito que antes, en lo que a ventas se refiere.

Además crear la mítica pulsera livestrong, la cuál se convirtió en el símbolo insignia de la fundación Lance Armstrong Foundation. La pulsera es desarrollada por la marca deportiva Nike junto con la agencia Wieden+Kennedy. La pulsera forma parte del programa educativo «Wear Yellow Live Strong» cuyo propósito es la recaudaciónde dinero para la investigación del cáncer, así como su prevención y apoyo a las personas que lo padecen.

En 1998 retomó la actividad en la «Paris-Niza» aunque los resultados fueron bastante pobres, por ello el ciclista pensó seriamente en renunciar, pero se propuso un gran reto: ganar una de las carreras más importantes del mundo, el “Tour de Francia” en 1999. Luego de esta victoria ganó otras seis competencias más, de forma consecutiva.

Con estos triunfos superó el récord de Miguel Indurain y en agosto del 2005, luego de haber obtenido su séptimo Tour y de haberse retirado del ciclismo en competencia. Lance Armstrong es considerado un hombre capaz de conseguir lo que ningún otro ha podido, se convirtió en una leyenda viviente por haber superado un cáncer considerado letal y tuvo la voluntad de escribir para hacer pública su historia.

El dopaje como base del éxito

Para un ciclista profesional el Tour de Francia es lo que un jugador de fútbol la Champions League. Es importante entender que el ciclismo es uno de los deportes más duros del mundo, en el caso del Tour de Francia durante 3 semanas se recorren unos 3.000 kms, en etapas de más de 150 kms y subiendo los puertos de montaña más duros del mundo. Por ello y para mejorar el rendimiento de los deportistas llegando a las cotas más altas de éxito, el dopaje ha sido un elemento recurrente en el ciclismo.

Fue en el Tour de 1999 donde Amstrong comandando el US Postal Team empezó a forjar su leyenda como ciclista. Amstrong venía de superar su cáncer, a priori se podría entender que el nivel físico de Amstrong no era el idóneo. Nada más lejos de la realidad, Amstrong pulverizó los cronos en la primera contrarreloj y presentó sus credenciales para hacerse con la edición de 1999. El ciclista norteamericano se mostraba totalmente pletórico y a un nivel físico al que pocos de los corredores podían igualar.

US Postal en el tour de 1999 tras la victoria en los Campos Elíseos

Amstrong se presentó en la salida como un favorito de segunda fila y al final arrasó en la clasificación general por delante del suizo Alex Zülle, este último se vio inmensamente perjudicado por una caída en la segunda etapa donde perdió más de seis minutos. En 1998 la sombra del dopaje planeaba sobre el Tour, tal es así que se encontró en un coche oficial del equipo Festina lleno de sustancias ilegales. Por ello en el año 1999 la organización intentó esconder el escándalo llamando a que la edición de 1999 fuera el «Tour del saneamiento»,

De acuerdo con el informe de la USADA (Agencia Antidopaje de Estados Unidos), el equipo US Postal elaboró un meticuloso plan para asegurar la victoria. Ya no solo por el capital humano que componía el US Postal, formado por gregarios y escaladores de gran nivel. También por el hecho de que se empezó a trabar el modus operandi del dopaje.

La sombra detrás del éxito de el doctor italiano Miquele Ferrari «el dopador» un médico deportivo cuyos métodos rozan la ilegalidad. A parte de los metódicos cálculos de rendimiento deportivo este doctor apostaba por las sustancias ilegales y los «suplementos deportivos».

Miquele Ferrari, médico del US Postal

De acuerdo con el testimonio de Tayler Hamilton, excompañero de Amstrong en el US Postal, dijo que Ferrari comenzó administrando pastillas de testosterona, inyecciones de B12, hormonas de crecimiento y cortisona. Aunque la sustancia ilícita que se lleva la palma es la Eritropoyetina, más conocida como EPO. Una sustancia usada en tratamientos médicos, cuyo poder es aumentar el número de glóbulos rojos que son los portadores de oxigeno a los músculos.

Los músculos en el ciclismo están sometidos a un sobreesfuerzo, por lo que el aporte de oxígeno extra que da el EPO proporciona al deportista una superación de los límites físicos. Taylor Hamilton describió el modus operandi de dopaje encabezado por Hamilton. Durante las distintas etapas del tour un ciudadano francés anónimo esperaba una llamada de alguno de los integrantes del equipo US Postal a través de una red de teléfonos de prepago.

Taylor Hamilton durante el Tour de 1999

Ese ciudadano francés era conocido como el «motoman», el cuál llevaba el EPO en un termo y se desplazaba al área de los equipos tras recibir la llamada. Con la ayuda de alguno de los miembros del US Postal se introducía en el trailer del equipo y preparaba las jeringuillas de EPO para los ciclistas. Una vez preparadas estas se depositaban en el interior de los zapatos de los miembros del equipo, retirando a su vez las jeringuillas usadas. Cuando los ciclistas llegaban de la etapa solo tenían que administrarse el EPO, siguiendo el mismo método en las sucesivas etapas.

Tal es así que en Tour de 1999 Amstrong tuvo que cubrir un problema, en uno de los análisis de drogas se detectó en el cuerpo de Amstrong trazas de cortisona. Sustancia ilícita según los reglamentos deportivos de la UCI, salvo que se administre por prescripción médica. Para paliar el problema el US Postal recurrió a la masajista y fisioterapeuta del equipo, la cuál presuntamente falsificó la receta médica y declaró que Amstrong tomaba la cortisona antes del tour de 1999. Las acusaciones de dopaje quedaron ensombrecidas por el extraordinario tour del ciclista tejano y su equipo.

Ya en el año 2000 la red de dopaje se sofisticó, por lo que en un hotel en Valencia Amstrong y otros dos miembros del equipo US Postal se extrajeron sangre. Las bolsas fueron retiradas y guardadas en unas neveras, ya en pleno Tour en un hotel de Mount Ventoux los mismos tres ciclistas se inyectaron la sangre de las transfusiones . Una práctica prohibida desde 1986, ya que al inyectar la sangre días después de haberse extraído supone un aumento del número de glóbulos blancos, por dende una mayor cantidad de oxigeno a los músculos y mayor rendimiento del deportista.

Se combinaban las inyecciones de EPO con las transfusiones de sangre, por lo detectar fraudes en el dopaje es más complicado. Además Amstrong y varios integrantes del US Postal al conocer de antemano cuando se realizarían los controles antidoping procederían a abandonar las pruebas para evitar someterse al control. Tal es así que Amstrong forjó una leyenda, los políticos americanos y demás personalidades verían en Amstrong una figura deportiva de leyenda para EEUU.

Ante las acusaciones de dopaje el ciclista norteamericano emprendió una guerra mediática con un curioso anuncio comercial, una camapaña de marketing y la construcción de un imperio empresarial bajo la imagen de un deportista que lucha contra el cáncer siendo un ejemplo de superación personal. Muchos políticos de EEUU apoyaron a Amstrong en su guerra contra aquellos que ponían en duda sus éxitos deportivos.

Amstrong y George W. Bush

Ante los rumores de juego sucio se dio una guerra mediática en la que la maquinaria legal del ciclista respondía de manera contundente. Fue tal que la USADA decidió comenzar con las pesquisas para detectar indicios de dopping en el US Postal. Ante el cerco inminente que podía poner en jaque el entramado dopante de Amstrong, el médico Miquele Ferrari, ideó un método más sofisticado de dopaje que consistió en la introducción del EPO en vena y no de forma intramuscular.

Este nuevo método junto con las redes de informantes en las agencias antidopaje afinaron el método de fraude deportivo. Al arrasar en el Tour del año 2004, el ciclista estadounidense se erigió en una figura pública y referente mundial, mostrando una cara de deportista modélico e icono de superación, pero teniendo una oscura y maquiavélica cara para esconder el entramado dopante. Ya que cada una de las victorias se sustento en EPO, testosterona y transfusiones de sangre.

Amstrong y el US Postal consiguieron trabar una «ley del silencio» dentro del pelotón, siendo en el tour de 2004 donde comenzó a verse la personalidad obsesiva y acosadora de Amstrong. Pues un exciclista del US Postal, Filippo Simeoni, testificó contra el médico Miquele Ferrari en un juicio, aunque del resultado de ese proceso judicial en Italia los cargos fueron retirados se abrió la caja de pandora del dopping en el ciclismo.

Fue en el Tour de 2004 cuando Filippo Simeoni sufrió en la etapa 18 el acoso de Amstrong. Este último decidió descolgarse del pelotón para buscar al ciclista italiano, y tras una larga conversación Amstrong logro que la ley del silencio primase y que el ciclista italiano no hablase. Las cámaras captaron a Amstrong realizando un gesto cuanto menos descriptivo

Amstrong «cerro la boca de Simeoni» y le amenazó con «destruirle»

En dicha edición Amstrong arrasó pero las acusaciones de dopaje se multiplicaron, por ello la aseguradora SCA demandó al ciclista del US Postal reclamándole los premios económicos por valor de 7.5 millones de euros. En dicho procedimiento judicial los integrantes del US Postal guardaron silencio a excepción de una empleada, Betsy Andreu, quien desveló todas las sustancias usadas por el propio Amstrong. El juicio se cerró con un acuerdo secreto y ya e el año 2005 Amstrong decidió retirarse del ciclismo profesional ganando su último tour.

Fue aquí cuando comenzó la caída de la leyenda, Floyd Landis sucedió a Amstrong como cabeza el US Postal, este ciclista consiguió la victoria en el Tour de 2006 pero dio positivo por testosterona en niveles poco comunes así como aceptó el hecho de que la UCI le despojase del título y le suspendiera de su actividad. Fue en este punto cuando se armó la tormenta para el heptacampeón de la ronda gala.

Floyd Landis, entrando en los Campos Elíseos al ganar el Tour del 2006

La USADA comenzó su investigación y Landis contó toda la trama a su vez 11 excompañeros de Amstrong también testificaron en su contra en el año 2012. Ya en octubre de 2012 se publicó el conocido como informe USADA, un documento de 1000 páginas que explicó de forma detallada la mayor trama de dopaje en el mundo deportivo. Ante tal situación la UCI revocó los títulos de Amstrong y la medalla olímpica y Lance Amstrong renunció a la presidencia de su fundación.

Los patrocinadores insignia como Nike, Trek u Okley dieron la espalda al ciclista. Además también el gobierno estadounidense se planteó el emprender acciones legales contra los ciclistas implicados en la trama de dopaje, pues todo sea dicho el US Postal se erigió como una iniciativa gubernamental de EEUU para conseguir un campeon americano en el ciclismo. Por lo que la sombra del dopaje también mancho a la administración norteamericana.

Una vez Amstrong se encontraba entre la espada y la pared, en una entrevista con Oprah Winfrey confesó su dopaje y malas artes ante miles de millones de espectadores. Demostrándose así el fraude deportivo que fue y mandando al ciclista a los infiernos de la historia deportiva.

¿Una bici motorizada?

Parece ser que Amstrong ya no solo cometió un fraude utilizando sustancias químicas dopantes. Parece ser que en su segunda etapa como profesional, el ciclista norteamericano utilizó un dispositivo motorizado insertado en su bicicleta. El periodista francés especializado en ciclismo Antoine Vayer presentaba como prueba unos vídeos en los que se puede ver cómo Lance Armstrong, al que ya le retiraron sus siete Tour de Francia por dopaje, acciona un elemento de la parte trasera de su asiento antes de acelerar el ritmo sobre su bicicleta.

Jean-Pierre Verdy, antiguo jefe de la Agencia Antidopaje Francesa entre 2006 y 2015, fue quien realizó la primera acusación contra el ciclista estadounidense y el supuesto uso de un motor en su bicicleta. «Lance Armstrong es la mejor estafa. Con complicidad a todos los niveles. Recibió un trato especial. Muchos me dijeron que no debía atacar a las leyendas, que me iba a encontrar solo. Pero creo que tenía un motor en la bicicleta«, especifica Verdy en su libro ‘Ma guerre contre las tricheurs’.

El presunto propulsor que habría usado Armstrong, según Vayer, se trata de un pequeño dispositivo de apenas 800 gramos y que llega a producir 500 W de potencia. La batería se podría encontrar oculta en el botellín del agua, en el bolsillo debajo del sillín o, como parece que sería en el caso del exciclista del US Postal, en el interior de uno de los tubos del cuadro de la bicicleta. La batería  estaría conectada mediante unos cables con los piñones de la bicicleta, pero eso no permite que la bici vaya sola. Es decir, el motor ayuda al ciclista pero es éste el que tiene que seguir pedaleando para hacerlo funcionar.

En la actualidad, Lance Armstrong sigue pagando las consecuencias de su dopaje durante su carrera deportiva. Después de haber ganado siete ediciones del Tour de Francia, sus títulos fueron despojados debido a un informe de la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos (USADA). En mayo de 2013, Armstrong admitió públicamente su dopaje en una entrevista con Oprah Winfrey, confesando que sus éxitos eran una “gran mentira”.

Desde entonces, su vida ha cambiado drásticamente. Aunque no puede competir oficialmente en deportes olímpicos debido a la sanción impuesta por la USADA, Armstrong ha buscado otras actividades. Ha invertido en acciones de Uber y en la empresa Athletic Brewing, que elabora cerveza artesanal sin alcohol.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

David Fuller: El monstruo de la morgue

“Era un hombre tranquilo, amable y amante del ciclismo al que nunca habían visto ningún...
Hombre y mujer erótico

Los efectos de la pornografía en los jóvenes: sexo duro y violencia

Uno de cada cuatro españoles consume pornografía antes de los 12 años, frente a un...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones