Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

13 Jul 2024
13 Jul 2024
EN VIVO

Un nuevo estudio encuentra metales tóxicos en los tampones

El estudio de la Universidad de California en Berkeley incluye 30 productos, algunos de los cuales se comercializan en la Unión Europea y también en España
Una mujer escoge tampones en el supermercado. / CARLOS MONTAÑÉS (ARCHIVO)

Una mujer escoge tampones en el supermercado. / CARLOS MONTAÑÉS (ARCHIVO)

Los tampones de varias marcas que se comercializan en España, pero también en el resto de Europa y Estados Unidos, contienen metales tóxicos como el plomo, arsénico y cadmio, según ha descubierto un grupo de investigadores de la Universidad de California en Berkeley, cuyo estudio ya está publicado en la revista Environment International.

Además, han mostrado su preocupación por los posibles efectos adversos que puede tener esta exposición, así como por la fácil y rápida absorción que caracteriza al tejido vaginal, lo que puede permitir la filtración de estas sustancias al torrente sanguíneo. Las sustancias químicas absorbidas por esta vía no se metabolizan ni se eliminan a través del hígado y entran directamente al sistema circulatorio, advierten los científicos.

La presencia de estos metales tóxicos puede deberse a los procesos agrícolas para obtener las materias primas para elaborar los tampones, como el algodón y otros tejidos, o a su incorporación durante la fabricación.  

Metales en 14 marcas de tampones

Para llegar a esta conclusión, los investigadores evaluaron las concentraciones de 16 metales (arsénico, bario, calcio, cadmio, cobalto, cromo, cobre, hierro, manganeso, mercurio, níquel, plomo, selenio, estroncio, vanadio y zinc) en 30 tampones de 14 marcas y 18 líneas de productos. Tres de estas marcas fueron compradas en Europa. Después compararon las concentraciones de metales según las características del tampón, y encontraron restos de estos metales tóxicos en todos.

Sin embargo, no en la misma medida. Las concentraciones de metales variaron según el lugar de compra de los tampones (EE.U.. frente a la Unión Europea y Reino Unido), según si eran orgánicos o no orgánicos y según si eran de marca comercial o no. Aunque lo que sí que encontraron es que, en mayor o menor medida, los metales estaban presentes en todos los tipos de tampones. Por ejemplo, las concentraciones de plomo fueron más altas en los tampones no orgánicos, pero el arsénico fue más alto en los tampones orgánicos.

La composición también cambia según el fabricante. Se vio una presencia mayor de cobre, níquel y selenio en estos productos sanitarios si eran de marca blanca, pero tenían menos zinc. También se observaron diferencias respecto al lugar de origen: los que se habían comprado en la UE o en Reino Unido tenían una concentración más baja de estos metales que los adquiridos en Estados Unidos.

Algo que ha llamado la atención de los investigadores es la poca regulación que hay en la fabricación y distribución de los tampones. En general, exponen, en los tres territorios analizados (Estados Unidos, la Unión Europea y Reino Unido) son casi inexistentes las leyes para proteger a los consumidores de contaminante potenciales. Asimismo, ninguno de estos gobiernos exige a los fabricantes que analicen los productos para detectar sustancias químicas nocivas, incluidos los metales, antes de ponerlos a la venta.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

Mujer con droga

La relación entre la cocaína y los jóvenes

El consumo de esta droga ha aumentado, sobre todo, en adolescentes y mujeres durante los...
Shutterstock | EM

Los suicidios dejan de ser la primera causa de muerte no natural en España

Las estadísticas de mortalidad del INE de 2023 muestran una bajada general de los fallecimientos...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones