Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

14 Jun 2024
14 Jun 2024
EN VIVO

Clara, la cabra violada, vuelve a Extremadura

Tras la agresión sufrida por parte de un empleado de la Universidad, Clara ha vuelto a casa, aunque su deño asegura que está diferente
La cabra Clara

Clara, la cabra que sufrió una agresión sexual en la Universidad Complutense de Madrid (UCM), ha regresado al Santuario Dharma en Cáceres, donde recibirá atención y cuidado tras el traumático incidente. Este caso ha generado gran conmoción y ha subrayado la necesidad de visibilizar y combatir el maltrato animal.

Regreso al Santuario Dharma

Espejo Público, visitó a Clara en el Santuario Dharma para evaluar su estado. Francisco José González, fundador del santuario y dueño de Clara, comentó: «La noto un poco distante y muy atenta a todo«. González se enteró del incidente mientras entregaba otro animal para una castración. Los responsables de la UCM le informaron detalladamente sobre lo sucedido y respondieron a todas sus preguntas.

González confirmó que el santuario se personará como acusación particular contra el agresor, no contra la universidad. Añadió que Clara podría necesitar ayuda psicológica: «nada me asegura que esto no le vaya a cambiar la vida y que tenga un trauma«.

Funcionamiento del Hospital Veterinario de la UCM

El Hospital Clínico Veterinario Complutense, parte de la Facultad de Veterinaria de la UCM, combina actividades asistenciales, investigativas y docentes. Los alumnos voluntarios trabajan bajo la supervisión de profesores y personal técnico. El equipo incluye mozos que cuidan a los animales y empleados de limpieza responsables de las zonas comunes, quienes normalmente no interactúan con los animales.

Implicaciones legales por la violación

Cristina Bécares, abogada especialista en derecho animal y miembro de INTERcids y CoPPA, comentó sobre las implicaciones legales del caso. Según Bécares, es lógico que el Santuario Dharma se persone como acusación particular, teniendo un interés legítimo en el caso. La reforma del Código Penal, introducida por la Ley Orgánica 3/2023, amplió la pena máxima por zoofilia de 12 a 18 meses, pero ahora requiere demostrar lesiones físicas o psicológicas resultantes del acto sexual.

Las sanciones incluyen penas de prisión de 3 a 18 meses o multas de 6 a 12 meses, calculadas según los recursos económicos del acusado, además de la inhabilitación especial de uno a tres años para ejercer cualquier profesión relacionada con animales y la prohibición de tener animales. Bécares enfatiza la importancia de visibilizar estos casos, ya que pueden indicar otros delitos similares, como la pederastia o el abuso sexual a mujeres.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

Alberto González Amador, novio de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en una imagen de archivo EFE

La pareja de Ayuso denuncia al Gobierno de Almeida

La demanda ante el Ayuntamiento tiene lugar a pesar de que este entregara a la...
Gominolas con marihuana

Madrid se queda sin gominolas de marihuana

El cambio regional en la Ley de drogodependencia prohíbe la venta de CBD a menores...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones