Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

24 Jun 2024
24 Jun 2024
EN VIVO

El Rubius vs El Hermano de Sánchez: Nuestro Doble Rasero

La situación nos deja en claro la doble vara de medir de muchos de los hipócritas de nuestra sociedad
El hermano de Pedro Sánchez, nombrado coordinador de Conservatorios de la Diputación de Badajoz

Han pasado ya tres años y medio desde que el youtuber “elRubius” tomara la decisión de exiliarse en Andorra la Vella huyendo del infierno fiscal español. Aquel terremoto social dio la oportunidad a las hordas sectarias infectadas del virus del estatismo para que le acusaran de insolidario, de traicionar a su país y de evadir sus responsabilidades fiscales. Esta reacción no fue un caso aislado. Otros youtubers que han tomado iniciativas similares los últimos años se han enfrentado críticas, tachados de egoístas y oportunistas. La opinión pública y los medios de comunicación han sido muy duros con ellos, señalándolos como ejemplos de lo que está mal en una sociedad donde los ricos pueden escapar de sus obligaciones con el fisco. Esta situación, que me genera una profunda vergüenza ajena, es un buen ejemplo para mostrar la doble vara de medir que existe en nuestra sociedad.

Los españoles tenemos una larga tradición emigrante incentivada en buena parte por la búsqueda de la prosperidad económica. Cuando son ingenieros, médicos o estudiantes los que deciden emigrar, la narrativa es completamente distinta. A estos perfiles se les entiende, se les apoya y se les lamenta. Se habla de «fuga de cerebros» que, por necesidad, buscan en el extranjero lo que España no puede ofrecerles. En estos casos, la emigración se ve como un acto de supervivencia y no como una opción egoísta. Se marchan porque “no les queda otra”.

La doble vara de medir en este caso se sustenta en la percepción del valor social y las motivaciones económicas y morales que tiene cada grupo: mientras que de los Youtubers se percibe que no aportan un valor tangible a la sociedad, el resto de profesionales son vistos como esenciales para el progreso. Esta percepción es tan falsa como injusta, ya que los creadores de contenido generan empleo, crean contenido cultural y son una fuente de entretenimiento e inspiración para millones. Además, son un filón para las arcas del Estado. Por otro lado, la emigración de los profesionales “comunes” se interpreta como una necesidad, una salida a la falta de oportunidades en España. Se considera una elección forzada por las circunstancias y, por lo tanto, moralmente justificada.

Pero existen casos que van más allá del doble rasero, donde se refleja el fanatismo de forma auténtica. Hace unos días conocimos que el hermano de Pedro Sánchez ha sido descubierto tributando en Portugal mientras teletrabaja para la Diputación de Badajoz. Este hecho no ha generado la misma ola de críticas que los youtubers han recibido. Los mismos que atacaron fervientemente a “elRubius” no han condenado con la misma fuerza al familiar del presidente. Esta inconsistencia pone en evidencia el sesgo y la hipocresía que padecen algunas mentes lobotomizadas, especialmente porque desde el propio Gobierno se señala y acusa a todo aquel que decide abandonar el país por motivos fiscales.

Como espectador de este circo, no puedo evitar sentir una mezcla de sentimientos. Por un lado, entiendo la frustración de ver a alguien exitoso aparentemente «escapando» del país que le ha visto prosperar. Una frustración que, por cierto, no se solventa prohibiendo el exilio, sino incentivando su permanencia en el territorio. Perder talento joven es algo que no se puede celebrar ya que es un síntoma de decadencia. Por otro lado, también reconozco la hipocresía en cómo juzgamos a unos y exoneramos a otros. He conocido a personas brillantes y trabajadoras tener que marcharse porque aquí no encontraban las oportunidades que merecían. Y cuando lo hacen, los apoyamos, les decimos que busquen su futuro, que no se queden atrapados en un sistema que no les valora. Pero cuando un youtuber, un emprendedor o un millonario toma una decisión similar, se le señala y acosa.

Todos tenemos derecho a buscar las mejores condiciones para nuestro desarrollo personal y profesional, independientemente de nuestra profesión y poder adquisitivo. Al final del día, tanto el youtuber que busca mejores condiciones fiscales como el ingeniero que emigra en busca de mejores oportunidades están haciendo lo que creen mejor para su futuro. Un futuro que es únicamente suyo, que no le pertenece a nadie más que a él.

Comparte la nota

1 comentario en “El Rubius vs El Hermano de Sánchez: Nuestro Doble Rasero”

Deja un comentario

Noticias relacionadas

¡MATEN A FRANCO!

Finito. Que salga Pedro Sánchez de traje oscuro y hasta con el filtro en blanco...

Tengo un sueño

Porque la vida sin libertad no vale la pena ser vivida, y mi sueño es...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones