Hércules

Registrarse

|

Search
Close this search box.
Search
Close this search box.

|

14 Jun 2024
14 Jun 2024
EN VIVO

El peligroso aumento de la persecución a los cristianos en el mundo

En el último informe sobre persecución de la plataforma Puertas Abiertas, se revela un preocupante aumento del acoso y violencia contra los cristianos del mundo

Manifestación de cristiano coptos en Egipto // Aris Messinis/AFP

La persecución de cristianos es un fenómeno global en alza que afecta a millones de personas en diversos países. Este alarmante incremento se manifiesta de múltiples formas, desde la discriminación social y legal hasta la violencia física extrema. En este análisis, basado en los informes de la organización Puertas Abiertas, se explora la situación en varios países y se brinda una visión detallada de este preocupante panorama.

En muchas regiones del mundo, la libertad religiosa está severamente restringida, colocando a los cristianos en situaciones de alto riesgo por practicar su fe. Un informe reciente revela que más de 340 millones de cristianos sufren niveles elevados de persecución y discriminación, subrayando la gravedad y la extensión de este problema. Este aumento en la persecución no solo refleja las tensiones religiosas, sino también la creciente intolerancia y los desafíos a los derechos humanos fundamentales a nivel mundial.

Los 10 países líderes en la discriminación y persecución a los cristianos

Mención especial: India

India se destaca como uno de los países donde la intolerancia religiosa y la violencia contra los cristianos han alcanzado niveles extremos. La persecución en este país ha tomado formas especialmente violentas, con crecientes ataques físicos, quema de iglesias y desplazamiento forzado de comunidades cristianas. Grupos extremistas han adoptado políticas agresivas como «abandona tu fe o vete«, creando un ambiente de temor y opresión para los cristianos.

Las leyes anti-conversión en varios estados de India agravan aún más la situación. Estas leyes, que supuestamente están diseñadas para prevenir conversiones forzadas, son frecuentemente utilizadas para arrestar y perseguir a los cristianos, contribuyendo a un clima de inseguridad y represión legal. Este marco legal no solo facilita la persecución, sino que también alimenta la hostilidad social y la discriminación, dejando a las comunidades cristianas en una situación de vulnerabilidad extrema.

10. Afganistán

La entrada de los talibanes en el gobierno en 2021 parecía que podía haber supuesto una relativa mejora de las condiciones de los cristianos, ya que poco después de tomar el poder en Afganistán permitieron a muchos cristianos abandonar el país, sin embargo, con el paso del tiempo se ha mostrado el verdadero rostro de los extremistas. En lugar de las típicas detenciones masivas y castigos directos, el informe de Puertas Abiertas destaca que los talibanes suelen arrestar e interrogar a los sospechosos de practicar el cristianismo con la intención de conocer las redes de contacto para descubrir a los líderes religiosos cristianos que se ocultan para eludir su persecución.

Se han documentado cientos de casos de arrestos, secuestros y asesinatos de cristianos en el país. Organizaciones internacionales de derechos humanos han instado a la comunidad internacional a tomar medidas para proteger a los cristianos y otras minorías religiosas en Afganistán y proporcionarles asistencia para huir del país si es necesario. Sin embargo, el futuro de los cristianos afganos sigue siendo incierto en medio de la inestabilidad y el conflicto en la región.

9. Irán

A pesar de recientes sentencias judiciales favorables a cristianos, la ola masiva de arrestos producida en julio de 2023 ha descompensado la balanza en contra del Estado persa, que mantiene una persecución sistémica hacia los cristianos por parte de los gobernantes, autoridades y sociedad civil.

En Irán, los cristianos se enfrentan una persecución severa y sistemática. Los convertidos del islam son los más vulnerables, ya que la conversión está prohibida y se considera una amenaza al islam y también al gobierno.

Los arrestos, torturas y largas penas de prisión son comunes. Las mujeres cristianas, especialmente las que dirigen iglesias domésticas, enfrentan acoso, violencia y presión familiar para casarse con musulmanes.

8. Sudán

Las comunicades cristianas de Sudán se han encontrado con un aumento de la violencia hacia sus miembros. El estallido de la guerra civil ha situado a los cristianos en una posición aun más vulnerables, ya que muchos extremistas violentos han aprovechado la coyuntura para asaltar iglesias y propiedades de las comunidades cristianas.

En Sudán, la persecución de cristianos es severa debido a la opresión islámica, la corrupción y la hostilidad étnico-religiosa. Tras la caída de Omar al Bashir en 2019, hubo progresos hacia la libertad religiosa, pero los recientes conflictos entre el Ejército y las Fuerzas de Apoyo Rápido han revertido estos avances. Más de 165 iglesias han sido cerradas, y los cristianos suelen sufrir secuestros, abusos sexuales y asesinatos.

7. Pakistán

La presión contra los grupos cristianos en este país es también extrema, existiendo leyes contra la blasfemia, usadas de forma desproporcionada, que protegen únicamente la religión islámica y abocan a los cristianos a una violación de su libertad religiosa y de confesión.

Ataques como el de Jaranwala en 2023, reflejan el miedo de la población crisitana en Pakistán. En este asalto fueron destruidas más de 20 iglesias y 100 hogares. Las mujeres y niñas cristianas sufren secuestros, conversiones forzadas y abusos sexuales, mientras que los hombres son acusados de blasfemia y sufren por ello discriminación laboral y social.

6. Nigeria

En Nigeria el gran problema al que se enfrentan las comunidades cristianas es al ataque por parte de grupos islámicos radicales y bandas armadas. Los secuestros y asesinatos son comunes para los cristianos nigerianos.

Especialmente en el norte del país, grupos extremistas islámicos como Boko Haram, ISWAP y los pastores Fulani cometen asesinatos, secuestros y destrucción de propiedades. La violencia incrementó bajo el mandato del presidente Muhammadu Buhari, sin embargo, se espera que la llegada al poder Bola Tinubu, cuya esposa es cristiana, encauce la cuestión religiosa hacia la convivencia pacífica.

5. Yemen

Los cristianos yemeníes se enfrentan día a día a una persecución extrema, con violaciones sistemáticas de la libertad religiosa a manos no solo de las autoridades, incluyendo a los rebeldes hutíes autoproclamados como autoridades locales, sino también de sus propias familias, pasando por los grupos islámicos radicales.

Los convertidos del Islam pueden llegar a enfrentarse a muertes, encarcelamientos, o destierros. La guerra civil y la crisis humanitaria agravan su situación, ya que las autoridades, a la hora de distribuir ayuda a la población, actúan con sesgos discriminatorios hacia los cristianos. Por su parte, las mujeres cristianas sufren abusos graves y los hombres enfrentan pérdida de empleo, encarcelamiento y muerte.

4. Eritrea

A pesar del ligero descenso en el ranking con respecto a informe anterior, la persecución por parte del gobierno eritreo de los cristianos constituye el agente que más presión contra otras religiones ejerce.

La conocida como la «Corea del Norte de África», sufre la dirección de un cruel régimen dictatorial. Desde el Estado solo se reconocen tres iglesias: ortodoxa, católica romana y luterana, y todas están bajo estricta vigilancia gubernamental. Por su lado, los cristianos no pertenecientes a una de las tres denominaciones se enfrentan arrestos arbitrarios en condiciones inhumanas. Las mujeres cristianas enfrentan violencia sexual y física, mientras que los hombres corren riesgo de apaleamientos y encarcelamiento.

3. Libia

En el último informe Libia ha aumentado su puntación en la persecución de cristianos por la escalada presión y violencia. La falta de un gobierno central provoca una falta de orden y control justo, promoviendo un ambiente de precariedad para los cristianos.

En este Estado la conversión también es considerada una severa traición a la fe. Los convertidos pueden ser despedidos de sus trabajos, sufrir abusos físicos y mentales e incluso ser expulsados del hogar familiar.  

Relacionado con esto, Libia se constituye como una sociedad profundamente machista en la que los hombres suelen ser el sostén de la familia, provocando que cualquier pérdida de su capacidad laboral repercuta en todos los miembros de su unidad familiar. El riesgo de ser descubierto y señalado es tan altos para los hombres libios convertidos que puede ser imposible para ellos conocer a otros cristianos a menos que toda la familia también se convierta, impidiendo de forma efectiva la formación de nuevas comunidades.

2. Somalia

Ha visto un aumento considerable de la violencia. Los militantes islámicos de concentran cda vez más en la identificación y posterior eliminación de líderes cristianos, centrándose también de forma especial en los casos de conversión al cristianismo. Los cristianos, en su mayoría de origen musulmán, enfrentan un riesgo extremo de asesinato si son descubiertos, principalmente a manos de Al-Shabaab.

La sociedad somalí considera la conversión del Islam como una traición, llevando a los convertidos a enfrentar acoso, intimidación y muerte. Las iglesias prácticamente no existen debido a la intensa persecución. Las mujeres cristianas sufren abusos graves, incluyendo violencia, secuestro y matrimonio forzado, mientras que los hombres enfrentan palizas, torturas, pudiendo llegar incluso al asesinato.

1. Corea del Norte: la persecución extrema

Corea del Norte es considerado el país más peligroso para los cristianos. La ideología del Estado y el culto a la personalidad del líder Kim Jong-un no permiten la libertad religiosa. Los cristianos descubiertos mientras practicaban su fe enfrentan castigos severos, como la ejecución pública y el internamiento en campos de trabajos forzados. La vigilancia estatal es extrema, y cualquier acto de devoción cristiana puede ser considerado una traición al Estado.

El régimen norcoreano ve el cristianismo como una amenaza a su poder absoluto. Se estima que miles de cristianos están encarcelados en condiciones inhumanas, sometidos a torturas y trabajos forzados. La situación en Corea del Norte es una de las más extremas y desgarradoras.

Esfuerzos internacionales

La comunidad internacional ha expresado su preocupación por la creciente persecución de cristianos. Sin embargo, las respuestas han sido variadas y a menudo insuficientes. Las sanciones y las condenas públicas son pasos importantes, pero se necesita una acción más concertada y efectiva para proteger los derechos humanos y la libertad religiosa.

Las organizaciones no gubernamentales y los grupos de derechos humanos juegan un papel crucial en documentar los abusos y en proporcionar ayuda a las víctimas. Estas organizaciones trabajan en condiciones difíciles para ofrecer apoyo legal, médico y psicológico a los cristianos perseguidos, además de crear rutas seguras de salida para escapar de los infiernos en los que viven. Sin embargo, sus esfuerzos a menudo son limitados por la falta de recursos y la resistencia de los gobiernos represivos.

Comparte la nota

Deja un comentario

Noticias relacionadas

(EFE/Ismael Herrero)

Los cambios en las leyes educativas en España desde 1970: de la LGE a la LOMLOE

Desde los últimos años del franquismo hasta la actualidad, se han aprobado un total de...
Edit de BlackRock

BlackRock: un poder mundial «ilegalmente» posible

En España, el gigante americano controla el Ibex35 con una inversión de un total de...
No hay más noticias
Scroll al inicio

Secciones

Secciones